Formación para ir al baño en un chihuahua

El entrenamiendo para “ir al baño” en cualquier, es un ejercicio de frustración que requiere mucha paciencia, pero los esfínteres los chihuahuas son notoriamente difíciles.

ir al banoLos chihuahuas son tan pequeños que pueden deslizarse fácilmente sin que te des cuenta, eliminar en algún rincón y caer en malos hábitos incluso antes de que sepas lo que está sucediendo. Sigue estos pasos sencillos para la formación para ir al baño en tu chihuahua.

La mejor manera de entrenar a cualquier perro es utilizar una caja. Una caja es particularmente adecuada para los chihuahuas debido a su temperamento y su pequeño tamaño.

  • Seguridad. A los chihuahuas les encanta esconderse en una “cueva” y puedes utilizar este hecho para tu ventaja al hacer una caja su “cueva”. A los perros generalmente no les gusta hacer sus necesidades en el mismo lugar en que duermen, por lo que aguantarán hasta que los dejes salir.
  • Límite de espacio. El área dentro de la caja o jaula debe ser lo suficientemente grande para que el cachorro dé la vuelta y se ponga de pie. Aquí es donde la formación de los chihuahuas se complica. Estos perros son tan pequeños que pueden exprimir, con facilidad, casi cualquier espacio. Si tienen demasiado espacio en la jaula, el cachorro simplemente usará una esquina para dormir y la otra para ir al baño.
  • Lugar feliz. Haz la caja un lugar cálido, confortable y acogedor para tu chihuahua. Él estará feliz de dormir allí mientras que tú realizas otras tareas.
  • Descansos frecuentes para ir al baño. Recuerda que un cachorro no tiene mucho control sobre su vejiga. Saca a tu perro a primera hora de la mañana, al final de la noche, después de una siesta y unos 20 a 30 minutos después de cada comida.
  • Rutina. Si estableces una rutina de alimentación regular y descansos para orinar, el control del esfínter de tu chihuahua será mucho más fácil para ti y tu perro. No lo alimentes con ninguna golosina durante este tiempo, sólo adhiérete a las comidas regulares y frecuentes. De esta manera serás capaz de saber cuando tu perro tiene que ir al baño y estarás listo.
  • Coherencia. Esta es una parte muy importante del entrenamiento. Usa las mismas palabras, como “ve al baño” y siempre lleva a tu perro al mismo lugar durante el entrenamiento. Alabalo profusamente cuando lo hace de manera correcta, para que él asocie la eliminación en el lugar designado como algo bueno.
  • Esté alerta. Tan pronto como tu perro empieza a oler y a dar vueltas, sabrás que quiere eliminar, por lo que deberás llevarlo afuera de inmediato. Si te tardas y ya ha comenzado a hacer sus necesidades, sácalo fuera lo más rápido posible y alábalo por terminar allí.
  • Los accidentes ocurren. Los accidentes son inevitables, sobre todo con un cachorro. No hagas un escándalo al respecto cuando sucede. Simplemente limpia y trata de ser más vigilante en el futuro. Retira la mayor cantidad de olores como sea posible, para que tu cachorro no siga regresando al mismo lugar.

Con la ayuda de una jaula, un poco de tiempo, atención y mucha paciencia, se puede obtener el control del esfínter de tu chihuahua.

libro ¿Te diviertes con tu perro?

... descarga gratuitamente nuestro ebook: "20 trucos para perros" y multiplica esa diverción por veinte.

¿Qué estás esperando?... ¡ES GRATIS!