¿Cómo detener los ladridos de un chihuahua?

En general, los chihuahuas son mascotas adorables y muy simpáticas, pero podría llegar el momento en que te gustaría detener los ladridos incesantes de tu chihuahua.

chihuahua ladrandoSus ladridos agudos pueden llegar a ser muy molestos, especialmente cuando estás tratando de concentrarte o dormir. Existen muchas formas de detener este comportamiento molesto, pero es importante entender primero por qué lo hacen.

Los chihuahuas son muy activos, y estos pequeños perros aveces ladran porque están aburridos o les gusta escucharse a sí mismos ladrando. Para ayudar a que tu chihuahua deje de ladrar por aburrimiento, proporcionale suficiente ejercicio o llévalo a dar un paseo. Dado que es un perro toy, los chihuahuas pueden ser llevados a casi todas partes, incluso a los centros comerciales. Las vistas pueden excitarlos y distraerlos de su afición por los ladridos, aunque sólo sea por un rato.

Los cachorros de chihuahua son conocidos por ser cabeza dura (tercos). Si están alrededor de otros perros, verás que a veces desafían la autoridad de los perros más viejos y grandes. También verás que el perro más viejo, por lo general, responde gruñendo o ladrando, lo que pone al cachorro en su lugar. Esto se conoce como jerarquía canina y cuando los cachorros crecen, aprenden a reconocerla. La mejor manera parar los ladridos exesivos de tu chihuahua es asumir el papel de perro alfa. Esto hace que sea más fácil el entrenamiento para dejar de ladrar, y cualquier otro tipo de entrenamiento que puedas intentar en el futuro. En general, el ser el “perro alfa” te ayudará a detener cualquier comportamiento desfavorable en tu chihuahua, no sólo los ladridos. La dificultad de esta hazaña varía de un perro a otro, algunos chi te aceptarán como su perro alfa de inmediato, mientras que otros, especialmente aquellos un poco mayores, pueden desafiar tu autoridad al principio.

 Entonces, ¿qué tengo que hacer para que mi chihuahua deje de ladrar?

La eliminación de este comportamiento en tu chihuahua necesita mucha paciencia, pero una vez que comienza la formación, debes ser consistente. Cada vez que tu mascota ladre por las razones equivocadas, regañalo siempre, porque si le regañas a veces y a veces no lo haces, tu mascota se confundirá en cuanto a lo que es correcto. Aunque regañar a tu perro es importante, es igualmente importante recompensar a tu mascota deja de ladrar. Cada vez que su mascota deja de ladrar inmediatamente después alabalo y tal vez, incluso, dale una golosina. Recuerda, no quieres que sus ladridos se detengan completamente, todavía quieres que ladre cuando hay un intruso cerca o si siente peligro. Nunca alabes o acaricies a tu perro si ladra, como una forma de conseguir que se detenga, pues él asociará el ladrar como una manera de ganar tu afecto, acabará haciéndolo más a menudo.

Si el comportamiento persiste, puedes llevar la formación a un nivel superior mediante la emisión de un comando único para que deje de ladrar. Palabras como “tranquilo” o “silencio” son buenas, ya que palabras como “para” y “no” pueden ser poco claras, pues se aplican a algo más que ladrar. Cuando tu perro está ladrando sin cesar, puedes cerrarle la boca con la mano mientras repites la palabra de comando una y otra vez. Asegúrate de no hacerle daño a tu mascota en tu frustración, ya que, si bien la disciplina es importante, nunca podrá ser alcanzada si eres malo con tu mascota o le haces daño.

libro ¿Te diviertes con tu perro?

... descarga gratuitamente nuestro ebook: "20 trucos para perros" y multiplica esa diverción por veinte.

¿Qué estás esperando?... ¡ES GRATIS!